Carta a Mariola

sábado, 28 de diciembre de 2013

ABANDONO

La vida está llena de retos, el Club de Ajedrez Sabiote volvió a consecuencia de una crisis. Ante una crisis existen dos opciones posibles:

-         No hacer nada, dejarte llevar y confiar en el destino, la suerte, etc.
-         Convertir la crisis en un reto.

Así fue, esas palabras que en su día me hicieron tanto daño, me motivaron para hacer algo que yo mismo me creía incapaz de hacer. Siempre  pensé que el Club de Ajedrez Sabiote volvería algún día, pero jamás imaginé que lo haría de mi mano.

Sin embargo, mi mano no era suficiente, he tenido la suerte de contar con la inestimable colaboración de todos los componentes del club, patrocinadores,  amigos y autoridades, que esta vez sí, apoyan el ajedrez. Sin ellos, no hubiera sido posible. Una vez más, ¡Gracias!

Hemos conseguido muchas cosas, la mayoría impensables, no las voy a enumerar pues los que seguís este blog, las conocéis perfectamente. El Club de Ajedrez Sabiote disfruta de un presente fabuloso, un futuro prometedor que necesitará de más trabajo, más ilusión, más apoyo.

La vida es demasiado corta para afrontar todos los retos, retos apasionantes que esperan pacientes que le dedique la atención que merecen, pero que tienen fecha de caducidad, existe un punto de no retorno en el que ya no es posible hacer lo que por tantos años se ha pospuesto.

De alguna manera, siento que mi labor en el Club de Ajedrez Sabiote ha concluido. Me voy con la tranquilad de saberlo en buenas manos.

Sólo me atrae la Escuela Municipal de Ajedrez, más en su vertiente pedagógica que en la competitiva, educar a través del ajedrez sí que es un proyecto que me ilusiona, y puede ser el campo al que limite mi desempeño en lo que al ajedrez se refiere.

De nuevo retirado de la competición, volveré al reto de escribir, abandonado desde que en 2005 viera la luz mi libro “Mírame”. Alguien me dijo que no volvería a escribir un libro, no quiero que se cumpla esa “profecía”.

Escribir, crear según mi deseo, sin ningún tipo de limitación, transformar la realidad en algo más amable,  o más trágico, o más cómico... o simplemente, más humano, menos raro.

Crear, apasionante reto, porque ahora tengo más experiencia, más vivencias, más cosas para contar, en definitiva, más bagaje.

Así pues, me retiro del ajedrez organizativo y de competición. La escuela de ajedrez será mi único nexo con nuestro querido juego, arte, deporte, ciencia.

Curiosamente, ¡Ironías del destino! Mi retirada se hará efectiva tras disputar el XXV Open Internacional “Villa de Roquetas” Uno de los muchos torneos que por motivos de movilidad, suelo perderme.

Esta vez no me lo perderé, por lo tanto, mi premio es, simplemente, poder desplazarme al torneo.

Tras este torneo, tras este reto, el resto de mi tiempo, quiero dedicarlo a otros retos.

FÉLIZ AÑO NUEVO.

Francisco González García.


1 comentario:

  1. Ah.. y el comentario Mahatma Gandhi,es Escelente,me gusta tambien mucho.

    ResponderEliminar